La mafia y Little Italy


“Si a uno no le importa comer sopa de aleta de tiburón durante el resto de su vida, Chinatonw sería un lugar  tolerable para vivir Brendan BehanDramaturgo, poeta y escritor irlandés.

No voy a profetizar un escenario apocalíptico para la Mafia en New York. Pero los sucesos importantes siempre comienzan con lejanas posibilidades súbitamente convertidas en realidad.

Para nadie es un secreto que Little Italy (la pequeña Italia) ha sido el epicentro de las actividades de la mafia a través de los años.  Aquí ocurrieron las grades redadas, los más violentos tiroteos, las muertes más comentadas. Un sitio visitado por los hombres más poderosos de la “Familia”. 

Pero el crecimiento desmesurado de  Chinatown  (barrió chino) amenaza su existencia. Los asiáticos son los vecinos más próximos de Little Italy y actualmente se expanden hacia todas las direcciones.

De mantenerse el ritmo actual de crecimiento, el viejo distrito de la pequeña Italia está llamado a  desaparecer. Un hecho que afectaría considerablemente a la Mafia de New York.  

Los chinos continúan llegando en cantidades astronómicas. La oleada que comenzó en 1965 es cada vez más descomunal.

Hoy en día Mulberry Street es la única calle que aún tiene señales de vida de lo que otrora fue un pedacito de Nápoles y Sicilia en la gran manzana. No obstante, todavía el lugar mantiene el interés del viajero. Sobre todo de aquel que en su imaginario intenta revivir una vieja escena cinematográfica.

Little Italy  sigue siendo uno de los lugares más visitados por los turistas que arriban a la ciudad.



 En estos momentos los italianos se encuentran dispersos en New York. Los grupos más numerosos están en Bay Ridge, Staten Island  y Long Island. No obstante, un conjunto menos cuantioso permanece en los altos de Manhattan.

La inmigración  italiana estuvo geográficamente dividida en sus inicios. Una buena parte se ubicó en Harlem (Italian Harlem)  aunque la mayoría  de los napolitanos prefirió el Downtown de Manhattan.  Ellos le dieron vida al distrito de Litie Italy.

Sin embargo, la tradición de celebrar la fiesta de San Genaro permanece inalterable y los une a todos. A mediados de septiembre se organiza  la festividad. Dura once días.

Durante la celebración la calle Mulberry se cierra por completo y se paraliza el tráfico. Los puestos callejeros ocupan la vía con ventas de comidas típicas italianas. El festejo concluye el último domingo  con la gran procesión.

Cuando la estatua de San Genaro recorre las calles de Litie Italy  las emociones se desbordan en cada creyente. Una enorme  muchedumbre acompaña la imagen. Es un espectáculo digno de ver que forma parte de la historia neoyorquina.

    

En el 129 de Mulberry St se encontraba  “Umberto's  Clam House”. Detrás de sus instalaciones ocurrió un hecho muy significativo que quiero reseñar.

  El episodio sucedió el 7 de abril de 1972 cuando el capo Joe Gallo se encontraba celebrando su cumpleaños número  43.

Estaba acompañado  por su hermana Carmela, su esposa Sina, su hija Lisa, y Pete “el Griego” que fungía como su guardaespaldas. Además de un pequeño grupo de allegados.

 En el momento que Gallo fue a soplar  la última velita del gigantesco  cake que tenia delante,  el terror se apoderó del lugar. Gritos, confusión y  pánico acompañaron la lluvia de plomo.

Dos pistoleros  aparecieron sorpresivamente y abrieron fuego. Fue una operación relámpago. El cumpleañero murió instantáneamente. Cinco disparos le quitaron la vida.  

Al final, sólo los gritos de su hermana pidiendo venganza se escuchaban en el salón. Mientras Joe Gallo yacía en el piso cubierto de sangre y con una mano en el pecho.  





La primera iglesia construida en el área fue “Most Precious Blood Cherch” (iglesia de la sangre preciosa) que aparece con el número 109 de Bulberry St. Entre Prince y Houston.

Su construcción fue prácticamente una necesidad de los creyentes italianos. En  aquellos tiempos  la discriminación era fuerte. El rechazo se patentizaba hasta en las iglesias.  

Las labores empezaron el 8 de junio de 1809  y concluyeron  el 14 de mayo de 1815 tras casi seis años de construcción.

 La parroquia hoy se encuentra  bajo la autoridad de la Arquidiócesis de Nueva York, y es la Iglesia Santuario Nacional de San Gennaro. 

Adquirió gran popularidad por la película El Padrino. En sus instalaciones se realizó el bautizo del sobrino de Michael Corleone. También aparece en El Padrino III cuando Michael  recibe una distinción en la misma.


Un poco más adelante, en el 247 de Mulberry, se encontraba el “Ravenite Social Club”.
Este punto es famoso por ser el lugar donde el 11 de diciembre de 1990 fue apresado por el FBI el más destacado capo de New york: John Gotti.

El golpe definitivo contra  Gotti llegó cuando Sammy Bull se convirtió en testigo del Gobierno. Murió a los 61 años de edad en un hospital penitenciario de un cáncer de garganta.

Él fue el más mediáticos del mundo de la mafia. Un mito alabado por miles de seguidores. Llegó a la cima al estilo de los grandes capos y no le desagradaba que le cotejaran con el mítico Al Capone.


Aun cuando Little Italy desaparezca, los hombres de la “Familia” continuarán el rumbo ya iniciado. Claro, con su nuevo estilo.

No tengo dudas que Chinatown  tarde o temprano se tragará a Little Italy. La marea china, ahora con recursos, irá absolviendo todos los alrededores. ¿Cómo llegan tantos chinos? It is good question

Tal  vez la Mafia deba reinventar nuevos puntos de encuentros.  Conquistar  lugares inexistentes. Urdir en el vacío o en las nubes. Pero no morirán. Siempre estarán ahí.

 Será nostálgico ver evaporarse a  Litie Italy. Un área con tanta historia. Pero irremediablemente,  todo en la vida puede desvanecerse. 

Como dijera la 
escritora y actriz italiana Margaret Mazzantini

 “Todo puede desaparecer, incluso el horror puede perder su forma, deslizarse en una nebulosa que lo altera, lo convierte en algo ridículo, demasiado absurdo para haber sido jamás verdad”