Mostrando entradas con la etiqueta Cuento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cuento. Mostrar todas las entradas

¡BRAVO RAMIRO! (Cuento)

“Entre los andrajos colgados de las ventanas,
le sonreían rincones llenos de alegría…”
Emile Zola (La Taberna)

  En la provincia de Camagüey, Cuba, existe un pequeño pueblo llamado Piedrecita.  Allí la gente asegura que Ramiro tenía poderes sobrenaturales. Curaba enfermos, hacía retornar los maridos huidizos, quitaba la mala suerte, y hasta acertó varias veces la lotería del Táchira que se jugaba clandestinamente.  Su primo Arturo Carmona ganó el premio mayor gracias a sus predicciones. ¡Más de cien mil pesos!  

El odio hacia mi padre (Cuento)


“Cuando el deshonor es público, es preciso que también lo sea la venganza”  Pierre-Augustin de Beaumarchais.

Si notan que escribo de un modo inapropiado, con una expresión atropellada y confusa, en la cual los retazos de oraciones corresponden al apocalíptico de mis dolores y no al lenguaje propiamente establecido, es por el odio infinito que siento por mi padre. Él surge en mi mente como una visión oscura, ya sea como influencia opresora, como enemigo, o como visión adelantada de la muerte. Y aunque llevo muchos años sin verlo, las aflicciones permanecen intactas. Ninguno de mis rencores ha abandonado la trinchera; y he logrado  en silencio,  como el pelotón de un sórdido cuartel, edificar una venganza hermosa. Preciso: tengo sobradas razones para maldecirlo.